Blogia
LENGUA DE TRAPO.

¿DEBE HUNGRÍA PRESIDIR LA UNIÓN EUROPEA?

¿DEBE HUNGRÍA PRESIDIR LA UNIÓN EUROPEA?

La Unión Europea, mal que me pese, va a la deriva y sin rumbo fijo. Lastrada por la crisis económica, la debilidad del euro, los ataques de los mercados, y con la credibilidad por los suelos, a la Unión sólo le faltaba que fuera presidida por un país como Hungría. Un hecho que viene a demostar que fue un completo error esa ampliación gigante hacia el este europeo, con gobiernos y con políticos que se saltan a la torera muchos de los más elementales fundamentos de la propia Unión.

Hungría, que tomó posesión de la presidencia rotatoria de la UE el pasado 1 de enero, recibió dos días después dos amonestaciones desde Bruselas. La primera, por imponer nuevos impuestos a las empresas comunitarias. Y la segunda, por una ley mordaza que atenaza a la prensa y a la propia libertad de expresión y que haría sonrojar al propio Berlusconi. Esta ley amenaza con imponer multas de hasta 730.000 euros a los medios que atenten contra el interés público, el orden público, y la moral, o que publiquen informacione sparciales y sesgadas de la realidad, según la opinión de los censores que debarán controlar lo que publican los medios.

Ante esta ley impropia de un país miembro de la Unión, han saltado ya la propia Comisión Europea, obligada prácticamente por las críticas de países como Alemania, Luxemburgo o por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

No puede ser, y Bruselas no debería permitir, que un país que en estos momentos es la cabeza visible de la Unión, tenga una ley mordaza más típica de países con dictaduras que de una democracia europea. Pero doctores tiene la Iglesia, aunque úlltimamente, no estén demasiado acertados con sus decisiones sobre el futuro de Europa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres