Blogia
LENGUA DE TRAPO.

GOMORRA

GOMORRA

Una película, cuando, menos impactante. Tanto por algunas de sus escenas, como por el hilo conductor de la historia.

La película está basada en el libro escrito por el escritor napolitano Roberto Saviano, una obra que ha sido traducido a 30 idiomas y que ha vendido 1,5 millones de ejemplares y que se mete en el mundo duro y cruel de la mafia italiana a fondo, tal y como es, sin florituras. Una obra que le ha supuesto al escritor tener que vivir con escoltas por las amenazas de muerte que ha recibido desde la mafia.

Ahora, el libro ha sido magistralmente llevado al cine por el director italiano Matteo Garrone, aunque eliminando detalles que sí que daba el libro, suprimiendo nombres, apellidos, y clanes.

La película ya comienza de una forma dura, y al menos para mí, impactante, con unos asesinatos a bocajarro. De hecho, me pase buena parte de la película esperando ver de que forma se superaban las escenas iniciales. Y es que la violencia, me horroriza. De hecho, no comprendo como hay padres más preocupados por si los niños ven escenas eróticas en la televisión, y no se preocupan en absoluto de la violencia que ven en dibujos, películas y videojuegos. Pero bueno, así salen las nuevas generaciones de hoy en día.

La película recrea cinco historias del día a día de Nápoles. Unas historias, que parece mentira que puedan suceder en  Europa, ya que parecen más indicadas para que sucedan en ciudades como Bagdad.

Historias como el reclutamiento de niños para los diferentes clanes, las falsificaciones textiles de productos que luego se venderan en tiendas de lujo, el enterramiento de basuras tóxicas como arsénico, alquitrán, productos de acería o plomo sin ningún control, o la venta de drogas.

Historias en las que se palpa la muerte, que retratan una realidad cruda, en la que el asesinato y los ajustes de cuentas están a la orden del día.

Lo que más me llamó la atención, y quizás lo que más me impactó, además de alguna escena de asesinato a bocajarro, fue la falta de esperanza, de salidas, la falta de futuro que tiene la gente que tiene la desgracia de nacer y vivir en ese marco.

Gente que desde que nace está ya marcada por ese estilo de vida, y cuya máxima aspiración es pertenecer a tal o a cuál clan, en una sociedad en la que el Estado no existe y en la que la mafia controla todos los resortes.

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres