Blogia
LENGUA DE TRAPO.

AÚN HAY ESPERANZA.

AÚN HAY ESPERANZA.

Ayer sábado, Heraldo de Aragón recogía un trágico suceso. Dos adultos fallecían en un accidente en una cala de las costa alicantina de Orihuela, al tratar de rescatar a una niña que no podía salir del agua a causa de la corriente. Los dos fallecidos, un español de 57 años y un holandés de 39, perdieron la vida al ver como la niña no podía salir del agua. En el intento por rescatarla, ambos fallecieron por el fuerte oleaje. Finalmente, la niña se salvó.

Es un hecho triste, pero a veces, hechos como este te hacen volver a creer en esta sociedad que nos ha tocado vivir. Una sociedad individualista, adormilada, en la que miramos para otro lado si vemos a un sin techo durmiendo en la calle o si vemos de reojo como atracan a una chavala o un chaval es apaleado miserablemente por unos skins. Nos hemos vuelto cobardes. Comodamente cobardes.  El volver la cara por miedo a que nos pase algo, o por simple comodidad, es un hecho lamentable en nuestras calles. Por eso, y pese a lo trágico de la noticia, hechos como este me hacen que vuelva a creer en esta sociedad. Aún queda gente dispuesta a ayudar a sus semejantes, aún a costa de poner en peligro sus vidas.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres