Blogia
LENGUA DE TRAPO.

RENAU, COMPROMISO Y CULTURA

RENAU, COMPROMISO Y CULTURA

Josep Renau es uno de mis artistas favoritos del primer tercio del siglo XX. Diseñador, intelectual, le tocó vivir una época difícil, con el levantamiento franquista, la Guerra Civil Española, el fin de la República, y finalmente el exilio.

Lo conocí, cuando hace varios años, vi una fotografía del Museo de Prado bombardeado por las tropas del dictador durante el sitio de Madrid, lo que me llevó a investigar que había pasado con las obras de arte allí depositadas.

Y en esta búsqueda por saber que había pasado me encontré con la biografía de este hombre, que fue nombrado Director General de Bellas Artes, y que fue uno de los responsables de proteger el patrimonio artístico nacional ante la barbarie de la Guerra Civil y de los bombardeos indiscriminados.

Además, en este periodo de tiempo, también fue el responsable del Pabellón de España en la Exposición Universal de París, un pabellón que acogió obras como el Guernica de Picasso, junto a las creaciones de otros artistas fieles a la República, con las que pretendían llamar la atención del mundo ante la barbarie que estaban cometiendo en España las tropas de Franco.

 En general, me encanta sobre todo su obra de lfinales de los años 20 y la de la década de los 30. En esta época, Renau realiza portadas de revista, carteles, enlanzando con las corrientes artísticas que imperaban en el mundo. Carteles coloristas, con fuerza, que destilan esa modernidad de una época  que quería superar el pasado y miraba hacia el futuro con optimismo.

Un optimismo que se vuelve en resistencia tras el golpe de Franco, cuando la actividad artística de Renau se vuelva en realizar carteles, fotomontajes, textos y murales dentro del más puro estilo Agit-Prop para defender los ideales de la República y realizar propaganda contra el alzamiento del 36.

Y así, tras el final de la Guerra, Renau tuvo que emigrar, como tantos otros artistas e intelectuales de nuestro país, rumbo a América, en busca de un destino en el que seguir creando en libertad.

De esta época, lo que más me gustan son los carteles cinematográficos que creó, como el de "El Moderno Barba Azul", además de algunos de sus fotomontajes y de sus murales.

Y ahora, tenemos la suerte de ver parte de su obra en el Paraninfo. Concretamente, la exposición permanecerá abierta hasta  el 11 de enero del 2009, en las salas de exposiciones situadas en los sótanos del renovado Paraninfo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres