Blogia
LENGUA DE TRAPO.

España

ADIÓS A CNN+

ADIÓS A CNN+

En este país que parece que se va al garete, la televisión es uno de los máximos exponentes de nuestra decadencia. Y el cierre de CNN+, una de las noticias más vergonzosas para el sector audiovisual español.

Realmente, no veo mucho la tele. Prefiero estar trabajando, escribiendo, leyendo, o charlando. Veo algunas series, alguna película, e informativos. Y precisamente, una de las cadenas que más veía era CNN+. Una cadena seria, rigurosa, que incluía entrevistas y debates de interés, y que te permitía ver como rápidamente estaba el mundo en sus ruedas informativas y que ya es cosa del pasado gracias al genio de Tele Cinco.

Esa maravillosa cadena que ha comprado Cuatro (que Dios nos coja confesados), y que ha decidido cerrar CNN+. Y si humillante ya es el propio cierre, todavía más humillante es que en el hueco que antes ocupaba la parrilla de CNN+, ahora Tele Cinco emita Gran Hermano durante las 24 horas del día. Es como si un asesino, después de acabar con su víctima, fuera a su tumba a pisotearla.

Pero así es el mundo televisivo que reina en esta España aburrida y decadente. El triunfo de lo mediocre, de los grandes hermanos, del Jorge Javier, de la Belén Esteban, y de toda esa corte de bufones que hacen que te preguntes para que narices llevas tu vida preparándote para ser alguien, cuando realmente, con acostarte con el famosillo de turno y airear tus trapos sucios ante esa audiencia que todo lo devora, te basta para meterte unos cuantos miles de euros al bolsillo.

Menos mal que en esta disparatada televisión, todavía nos queda RTVE. Esa corporación que algunos quieren privatizar, y que por fortuna, todavía mantiene un canal informativo 24 horas, que te permite ver películas de un tirón sin cortarlas tres mil quinientas veces por la publicidad, y que acaba de publicar un manual de buenas prácticas que prohibe a sus reporteros plantarse en la puerta de un famoso y perseguirle hasta la saciedad. Ojalá cundiera el ejemplo, pero va a ser que lo cutre y lo sonrojante van a seguir marcando el camino de la televisión en España.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

II NOCHE ABIERTA EN TRIBALL

II NOCHE ABIERTA EN TRIBALL

En estos tiempos de crisis, y de aparente predominio de las grandes superficies comerciales, el comercio debe ser imaginativo si quiere mantener el tipo ante la marea a la que debe enfrentarse. En Madrid, hay zonas comerciales que han apostado claramente por el asociacionismo y por crear un sello de calidad y de innovación frente a lo que todos ofrecen.

En Triball, la que es sin duda la zona más coll de Madrid en estos momentos, lo tienen muy claro. Y además de apostar por negocios innovadores de lo más variopinto, tienen una actividad cultural y comercial que no deja indiferente a nadie, siendo noticia constante por las actividades organizadas desde la asociación de comerciantes del Triángulo Ballesta, más conocida como Triball, situado en pleno centro de la capital española, entre las calles Corredera Baja de San Pablo, Gran Vía y Fuencarral.

El año pasado, los comerciantes, de Triball organizaron la I Noche Abierta en Triball, una noche en la que los comercios y establecimientos del barrio abrieron hasta la media noche. Y dado el éxito de la edición del pasado año, desde la asociación de comerciantes de Triball han organizado una segunda edición de la Noche Abierta, que en esta ocasión tendá lugar en la noche del 15 de diciembre, en una noche lúdica, festiva, llena de shopping y sorpresas, que incluyen ofertas de hasta el 50% de descuento en muchas tiendas, además de actuaciones en directo, dj's, exposiciones, servicio de personal shopper.

LA HIPOCRESÍA DE LOS TOROS

LA HIPOCRESÍA DE LOS TOROS

Hace poco, un amigo que comentaba que en cuanto los políticos metían la mano en algún asunto, este se corrompía. Y en este país en el que vivimos, la verdad es que esta desgraciada frase es cada días más cierto.

Un buen ejemplo de esto es lo que ha sucedido con la prohibición de la corridas de toros en Cataluña. Una prohibición que ha girado en torno a la hipocresía y a la utilización partidista por todas las partes.

Por un lado, los nacionalistas, por más que lo nieguen, se han apropiado del tema, usando de forma ruín a los auténticos impulsores de la medida, los grupos de defensa de los derechos de los animales. Y por otro, del Partido Popular, que se ha erigido como bandera de la medida, y con cuyas actuaciones provocará, como suele ser habitual, el efecto contrario.

Pero vayamos por partes. Del lado nacionalista que ha apoyado la prohibición destila auténtica pestilencia en forma de hipocresía barata. A mí, que no me gustan los toros, y que jamás he pisado una plaza si no es para asistir a un concierto, no entiendo del todo que se prohíban las corridas. Sin duda, preferiría que los ciudadanos diéramos la estocada a esta fiesta que algunos llaman nacional (no es mi caso, ya que no me identifico con estas celebraciones) dejando de ir a las plazas por convencimiento y no por una prohibición.

De hecho, no me entra en la cabeza que un espectáculo pueda basarse en la muerte de un toro. ¿Por qué no celebrar corridas sin matar al animal en público, tal y como se hace en Portugal si no recuerdo mal?. Y aún así, tampoco soy maximalista en este sentido. Todos comemos carne, y los mataderos sí que son lugares que quitarían el sueño a muchos si llegaran a pisarlos. Quizás los animales y sus derechos tengan otros problemas mucho más graves que el de las corridas: maltrato, abandonos, fiestas salvajes en muchos pueblos...

Y por otro lado, no me entra en la cabeza que se prohíban las corridas de toros por la crueldad y por los derechos del animal, y a la vez, se esté a favor de unos festejos muy populares en las Tierras del Ebro, como los toros embolados. Festejos en los que el animal asustado sufre enormemente, rodeado de una multitud enfervorecida que daría miedo a cualquiera que estuviera en lugar del toro.

Y por eso, no entiendo la hipocresía de permitir una cosa, y de intentar salvar la otra, cuando es igual o incluso más cruel que la propia corrida. Al menos, la corrida es uno contra uno, y el torero expresa el máximo respeto hacia el animal, mientras que en estos festejos populares los animales son agarrados, rodeados por la multitud, y en muchos pueblos les colocan bolas de fuego en los cuernos, por no hablar del maltrato al que les somente en muchos pueblos jóvenes armados con palos que no tienen escrúpulo alguno en pegar al animal. Pero claro, como ahí no se mata al animal, eso no me molesta. Se trata, simplemente, de un poco de coherencia en los planteamientos de los partidos políticos, seas cuáles sean esas posturas.

Y por el otro lado, en un Partido Popular instalado en la crispación permanente, ha hecho bandera de este tema. Y como siempre, con consecuencias imprevisibles. De entrada, con su postura en el Parlamento catalán, ya provocó que varios diputados de CiU que se hubiera abstenido o que incluso hubieran votado en contra de la prohibición votaran a favor de la iniciativa popular.Y todo, porque el PP impugnó la normativa relativa a los correbous ante el Consejo de Garantías Estatutarias.

Un hecho que enfadó sobre manera a muchos diputados de CiU que hubiesen votado contra la prohibición si se hubieran votado de forma conjunta corridas y correbous.  Y ahora, no contentos con esto, los populares se plantean defender la fiesta nacional en toda España, con medidas incluso en el propio Congreso de los Diputados, más como medida electoralista que como medida de protección a los toros.

Y sinceramente, no entiendo tampoco esto. Canarias prohibió las corridas de toros hace ya diez años, y nadie se preocupa de eso. Pero como lo hacen los catalanes, hay que tocar a rebato para proteger su fiesta nacional. Y por cierto, otra incoherencia más de esta España nuestra. En Canarias prohibieron las corridas, pero se mantiene otra tradición que me parece todavía más salvaje: las peleas de gallos.

Probablemente, cuando acabes de leer este post, no te quedará clara cuál es mi postura, porque doy a todo el mundo. Y no me extraña, porque no me aclaro ni yo mismo. Por un lado, no entiendo ese extremismo instalado en determinados círculos españolistas de atacar cualquier cosa que provenga desde Cataluña, simplificando el tema, y olvidando que hay cientos de miles de madrileños, anduces o aragoneses a los que no les gustan las corridas, y que para ellos no es un debate sobre la patria, sino sobre el maltrato hacia los animales.

Y por otro lado, tampoco entiendo esa hipocresía en este asunto que han desmostrado los que hasta no hace mucho presumían de tener seny. Una hipocresía basada en los derechos para los animales que son torturados por una fiesta considerada españolista, pero dejamos como están los festejos de Tarragona que se celebran bajo la senyera y el bonete. Lo que tengo claro es que si fuera un abolicionistas de convencimiento por el maltrato al toro, no estaría nada satisfecho con este resultado, y correría a manifestarme a cualquiera de los 200 correbous que se celebrarán este año en localidades de Tarragona. Y ya para acabar, frente a esos 200 correbous, en la actualidad sólo queda una plaza en activo en Cataluña, la Monumental de Tarragona. Eso es equidad y capacidad de resolver un problema acuciante para el país...   

EL TRIUNFO DE LA ROJA

EL TRIUNFO DE LA ROJA

La verdad es que nunca ne sido un apasionado del fútbol. Normalmente, con saber que gana el Real Zaragoza, suelo quedarme contento, y ya está.

Pero en estos días de fiebre futbolística, es complicado quedarse al margen de las noticias que se están producendo tras el triunfo de la Roja. Un triunfo que creo que es positivo, al margen de la propia victoria futbolística por tres razones.

La primera de ella, porque el triunfo de estos chavales de la selección española es una victoria del trabajo bien hecho, del compañerismo, de los valores deportivos y de la camaradería. En los tiempos que corren, casi es raro comprobar como el esfuerzo y la ilusión por el futuro dan sus frutos, en una sociedad en la que impera la rapidez para alcanzar el triunfo social, sin importar si los medios usados son lícitos, ya que lo que importa es el fin y nos los medios.

Por fin, los chavales tienen un referente de verdad, un grupo de jóvenes que pueden convertirse en referencia de mucha gente, dejando de lado esa mediocridad en la que se ha instalado parte de esta sociedad, basada en el triunfo rápido y sin esfuerzos, en los grandes hermanos, belenes estébanes y demás aprovechados que pupulan por las diferentes cadenas de televisión sin oficio ni benficio contando miserias que no deberían importar a nadie.

En segundo lugar, creo que es importante por el positivismo que se ha generado en todo el Estado con el triunfo de la selección. Con la crisis y la mala situación económica, la pésima actuación de gran parte de la clase política, y la negatividad imperante en los medios de comunicación, el triunfo de la selección ha sido como un solplo de aire fresco que ha devuelto el optimismo al país. Cosas del fútbol.

Y en tercer lugar, me parece importante la imagen de unidad y de pluralidad que han ofrecido esos jóvenes que han hecho historia en Sudáfrica, dando una lección a los políticos de uno y otro lado de lo que es la España de hoy. Ayer mismo, en el recibimiento que se organizó en Madrid para los miembros de la selección, sobre el escenario situado en la ribera del Manzanares pudieron verse banderas de Asturias, o de la Comunidad Valenciana entre las banderas españolas.

Incluso pudo verse una camiseta del Barça cuando presentaron a Fabregas si no recuerdo mal. Y ello, ante el aplauso generalizado de los aficionados allí congregados, sin que nadie pitara al futbolista catalán por llevar una camiseta del equipo barcelonés. Un ejemplo de esa España plural y respetuosa que muchos queremos alcanzar, pero que otros se empeñan en destruir para imponer si visión única del Estado.

Y también un ejemplo para esos otros que se empeñan en ir de víctimas, y que piensan que en otros lugares del Estado estamos deseando joderles por el mero hecho de ser catalanes. De hecho, estoy seguro que hay votantes de partidos nacionalistas catalanes que les hubiera encantado que ayer un grupo de exaltados hubieran abucheado al jugador que osó exhibir la camiseta del Barça  en pleno centro de la capital española. 

Por fortuna, nada de eso pasó. Es la hora de la moderación, de los pactos y de tender puentes. Los radicalismos, de uno y de otro lado, deben quedar en el cajón de los trastos, guardados bajo siete llaves.

POBRE ESPAÑA

POBRE ESPAÑA

El pasado sábado, cientos de miles de catalanes salieron a  defender la dignidad de Cataluña, y el derecho a decidir como pueblo. No seré yo quien defienda la cuestión catalana, dados los conflictos que tenemos abiertos en estos momentos desde Aragón con la clase política de la comunidad vecina. Vease los Bienes de la Franja, los Juegos Olímpicos de Invierno, o sobre todo, la reinvención que están haciendo de la Historia, anulando y cambiando la Historia de Aragón y de su Corona para hacer valer sus intereses.  

Pero sí que diré que los grandes ganadores de la sentencia del Estatut y de la posterior manifestación son la derecha españolista, y los independentistas catalanes. Los grandes perdedores, los catalanes moderados, que hasta ahora eran mayoría, y la propia España.

Una España que va a la deriva gracias a la falta de políticos de talla (algo que no es nuevo, y que quitando excepciones como la etapa de la transición, viene lastrando la historia española desde los gloriosos tiempos de Felipe II).  Políticos torpes, cegatos, que sólo quieren conseguir más diputados para desbancar al gobierno de turno, o mantenerse en la Moncloa, sin tener visión de Estado ni perspectivas de futuro.

La situación económica española es un buen ejemplo de como unos no tienen ni idea de como gestionar una crisis económica, mientras que los otros están sentados en su salón esperando que lleguen las elecciones para hacerse con el poder.

O la propia situación en Cataluña. Una visión cegata en Madrid, en sus medios y en gran parte de la clase política que han generado un clima de anticatalanismo, basándose en la polémica continua para ganar votos en otros puntos del Estado, obviando la sensibilidad propia de la sociedad catalana.

Una sociedad, la catalana, que en su inmensa mayoría no es independentista y en la que han convivido hasta este momento un sentimiento dual y paralelo de pertenencia tanto a Catalunya como a Espanya sin dudas de ningún tipo.

Pero con la actuación torpe del Tribunal Constitucional, del Partido Popular, y del propio PSOE, por dar alas cuando no tenía que haberlas dado, han creado una sensación de descontento en la sociedad catalana como nunca se había producido. Ya lo dicen en muchos medios catalanes: la mayor fábrica de independentistas está en Madrid, y no en la propia Cataluña.

Con mayor respeto hacia las identidades de cada uno (que conste que Cataluña tampoco respeta la identidad ni la dignidad de sus vecinos), probablemente no se hubiera llegado a esta situación de hartazgo disimulado por el triunfo de la Roja. En este sentido, en la edición del medio día de ayer del informativo de Antena 3 TV, la manifestación de millón y medio de catalanes ocupó dos minutos escasos de las noticias, copadas por el triunfo de la selección española de fútbol. Dos minutos que apenas informaron sobre la nociticia en cuestión, pero que bastaron para que uno de los madrileños con los que estaba comiendo en eso momento lanzara sus improperios contra los asistentes a la manifestación, sacando su orgullo patrio a pasear.

Muchos de esos improperios, vienen provocados por la propia inseguridad de un sector de la sociedad española. Si una amplia mayoría de catalanes quieren llamar a su Comunidad país, ¿qué problema hay, si a la vez que la llaman país, quieren seguir perteneciendo a España? ¿Qué intereses hay, entre los independentistas catalanes, y también entre los sectores más nacionalistas de España en profundizar en esa división, en lugar de favorecer la convivencia?

Yo desde luego, como aragonés, no permitiría que nadie de fuera me dijera como tengo que llamar a mi tierra. Por eso, entiendo que un catalán sea o no independentista, salga a la calle para manifestar su descontento por este proceso que ha sido una burla. Una burla de Zapatero y del PSOE, por no saber gobernar y por no poner límites cuando tenía que haberlos puesto.

Una burla del PP, que llevó el Estatut al tribunal sabiendo lo que podría provocar, y sabiendo también que otros Estatutos que sí que han apoyado tienen  artículos muy similares al catalán, y que no han causado rechazo ni problemas ni han provocado la tan manida ruptura de España. Una burla de un Tribunal Constitucional politizado, con buena parte de sus miembros con el mandato expirado y que ha hecho el ridículo más absoluto ante todo el país. ¿Como no van a estar hastiados los catalanes con este espectáculo que no ha respetado las más mínimas reglas del juego?

Todo ello, por no hablar de los propios políticos catalanes, tan grises ellos,  deseosos de generar polémica de cara a la próxima campaña electoral y que no dudan en agitar el ambiente en pro de sus intereses electorales, al igual que el PP ha hecho lo propio cuando le ha interesado por más que ahora calle sus vergüenzas.

La mayor parte de la sociedad catalana no desea la independencia, pero sí que desea que se respete su identidad. Pero es preocupante que a pesar de esa mayoría que considera compatible la identidad catalana con la española, periódicos con el tradicional seny como La Vanguardia alerten de que algo está cambiando en Cataluña.

En este sentido, por más que algunos medios arrementan y culpen a la sociedad catalana, la mayor parte de la culpa la tienen aquellos partidos que usan la política y la justicia para favorecer sus intereses electorales y para hacer cada día más grande esa brecha entre Cataluña y España. Y por supuesto, los independistas catalanes, aplaudiendo desde la barrera, viendo como los sectores más españolistas del país cavan su propia tumba.

Pan para hoy, y hambre para mañana. Falta de visión de Estado, y sobre todo, falta de visión de futuro. Y es triste que tenga que ser un nacionalista como yo, el que lamente la deriva que está tomando España gracias a una clase política que está llevando al país a la ruina económica y social. Esperemos que por el bien de todos, se recompongan los lazos entre unos y otros, tal y como creo que deseamos una mayoría de españoles y de catalanes. Que sepamos dejar de lazo la prepotencia de unos, y el victimismo de otros, porque en estos momentos, hay cosas mucho más importantes en las que centrarnos, como por ejemplo,salir de esta crisis económica que está dejando al país varado, a pesar del triunfo de la Roja.

Lo que está claro, es que si no cambia algo, y se impone el sentido de Estado y la cordura, alejando la mediocridad de la clase política (y esto, lamentablemente, es un problema que afecta a todos los partidos políticos sin excepción), a este país le quedan tres telediarios. Pese al triunfo de la Roja.

TELEFONÍA MÓVIL E INTERNET: MÁS CHULOS QUE NADIE

TELEFONÍA MÓVIL E INTERNET: MÁS CHULOS QUE NADIE

Es lo que tiene sentirse, que no ser, un país rico. No nos duelen prendas a la hora de pagar barbaridades por servicios que en países incluso más ricos que el nuestro, son más baratos.

Este es el caso de la conexión a internet, y de la telefonía móvil. Luego el Gobierno, el actual, pero también el anterior, hablará de extender las nuevas tecnologías a todas las capas de la población, de la digitalización de la sociedad, y de no se cuentas cosas más.

Pero mientras tanto, el españolito de a pie, tiene que pagar hasta 4 veces más de lo que paga un holandés, un sueco o un finlandés por hablar con su móvil.

Y de la conexión por ADSL, mejor no hablar. La gente se moviliza y sale en manifestaciones a la calle en estos días por chorradas como que tu equipo de fútbol baje a segunda división. Pero por temas que sí que afectan realmente a nuestra vida diaria, y sobre todo a nuestro bolsillo, aquí nadie mueve un dedo.

LA VERDAD DE LA GRIPE A

No suelo ser una persona que se preocupe por lo innecesario. Ni creo que los Gobiernos deban alarmar a la población con medidas sobredimensionadas. Pero concretamente, en el caso de la Gripe A, no se donde está el límite entre la seguridad y la prevención y la alarma social.

Los casos no paran de saltar en distintos países del Planeta, y en España, la gripe está lejos de controlarse, a pesar de estar en plena temporada veraniega. Lo peor, dicen, está por venir una vez finalizado el verano.

Coincido con nuestra ministra, Trinidad Jiménez, en que no hay que alarmar a la población. A la vez que no entiendo como las autoridades británicas dan cifras sobre los miles de muertos que provocará la Gripe A en el Reino Unido, por el alarmismo que puede causar entre la población .

Pero lo que se me escapa, y preocupa, es el motivo por el que Francia piensa inmunizar al 70% de sus nacionales. Reino Unido piensa vacunar al 50% de sus ciudadanos, mientras que el Gobierno Español inmunizará únicamente al 40% de los españoles. Entre tanto, la ONU asegura que no hacen falta vacunaciones masivas.

Eso es lo que me preocupa realmente. La falta de coordinación y de respuesta común. Ya no en Naciones Unidas, pero sí entre los países miembros de la Unión Europea.

Y en este aspecto, y sin entrar en la histeria colectiva por la pandemia, cuando ves que países vecinos como Francia o Reino Unido hacen acopio de vacunas para inmunizar a más de la mitad de su población, y en España nos quedamos con la intención de vacunar al 40% de la población, a mí al menos, me surge la inquietud.

ETA VUELVE A LA CARGA

ETA VUELVE A LA CARGA

Eta ha vuelto a asesinar. Lo ha hecho hoy, en la localidad vizcaína de Arrigorriaga, y la víctima, un Policía Nacional. Un día triste, en el que sólo queda cerrar filas, condenar la violencia y esperar que los distintos partidos políticos dejen de usar el terrorismo como arma electoral.

 

LA TDT ¿A QUE ESTAMOS JUGANDO?

LA TDT ¿A QUE ESTAMOS JUGANDO?

Después del globo sonda lanzado la pasada Semana Santa, el Gobierno vuelve a la carga con la TDT de pago. Es increíble que después de que millones de españoles hayan comprado su aparato de TDT, ahora salga el Gobierno con la TDT de pago. Un servicio que no puede prestar la mayoría de los aparatos adquiridos en España.

¿Falta de previsión? ¿Trabajo a salto de mata? ¿Acción ilegal, tal y como denuncian algunos operadores de TDT?. No lo se. Pero lo que no es de recibo es que después de que todo el país haya adquirido aparatos de TDT, ahora nos salga el gobierno con estas. Sinceramente, parece cachondeo, y una falta de respeto a los ciudadanos, que ahora, en caso de que todo esto salga adelante, tendrán que realizar un nuevo desembolso si quieren ver TDT de pago. Estas cosas se planifican, y no se lanzan ideas a salto de mata.

MEDIDAS POPULISTAS

MEDIDAS POPULISTAS

En estos tiempos que corren, creo que hay que ser muy escrupuloso con las medidas políticas que se ponen en marcha.

Y en este contexto de crisis económica, 64 millones de euros, es mucho dinero.

Esa es la cantidad que tiene pensado destinar el Gobierno Central a "regalarnos" a cada españolito de pie una bombilla de bajo consumo.

Una medida que simplemente, creo que es populista, y que no ayuda demasiado al medio ambiente.

Y lo dice alguien que en su casa, usa bombillas de bajo consumo desde hace años. Pero no creo que sea labor del Estado el regalarnos esas bombillas. Informar y poner en marcha campañas de concienciación, sí. Pero desde luego, regalarnos esas bombillas a los ciudadanos, creo que es derrochar el dinero público.

Sobre todo, porque los ciudadanos que las usamos, las seguiremos usando. Pero el que no las use, por más que regalen una bombilla de ese tipo, no va a cambiar sus hábitos así como así.

A mí, una bombilla no me cuesta nada comprarla. Pero al Estado, regalando una bombilla para cada ciudadano, sí que le supone una buena cantidad, que sin duda, podría destinarse a otros usos en estos tiempos de crisis que nos ha tocado vivir.

Medidas como estas son populistas, sin más. Si realmente quieren ayudar al medio ambientey luchar contra el calentamiento global, hay otras medidas más efectivas que podrían poner en marcha. Y si de lo que se trata es de ayudar económicamente al ciudadano, con una bombilla, no se logra nada. Hay otras medidas, especialmente fiscales, que ayudarían enormemente a pymes, autónomos, y ciudadanos en general.

Pero como vivimos en una sociedad en la que se legisla de cara a la galería, da igual el resultado. Lo que importa, es que el españolito medio se quede contento. Y así nos va...

NAVIDAD DE DISEÑO

NAVIDAD DE DISEÑO

   En estas fechas, siempre apetece salir y darte una vuelta por las calles iluminadas, para ir de compras, a tomar un cafecito, o simplemente para pasear.

   Especialmente si estás en Madrid estas fiestas, ya que como en años anteriores, un grupo de diseñadores han creado originales obras  para decorar las principales calles y plazas de la capital española.

   Ágatha Ruíz de la Prada ha diseñado dos árboles de Navidad, como el que ilustra este post. La calle Ortega y Gasset ha sido iluminada por Roberto Torrellas. La calle Goya tiene una cortina de luces doradas diseñada por Ángel Schlesser.

    Las luces de la Gran Vía, quizás una de las avenidas más llamativas de la capital, tienen la firma de Óscar Mariné, mientras que la calle Jorge Juan cuenta con el diseño del siempre polémico David Delfín.

   En la vanguardista Chueca, Sergio Sebastián y Patricia de Miguel han diseñado unas cintas de colores que recuerdan al arco iris de la bandera gay.

   Y en Cibeles, Ben Busche e Isabel Barbas se han inspirado en las estalactitas de hielo para decorar otro de los espacios más emblemáticos de Madrid.

  Además, 10 árboles como el de Ágatha Ruíz de la Prada decoran varias plazas de Madrid, destacando entre ellos el diseñado por Devota & Lomba en la Puerta del Sol.

   Una Navidad teñida de diseño y de glamour.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

PAZ, DEMOCRACIA, SOLIDARIDAD

PAZ, DEMOCRACIA, SOLIDARIDAD

En días como hoy, no hay mucho que decir.

LO QUE PODÍAS HABER SIDO

Querido AVE:

Tu nacimiento provocó una gran ilusión entre todos nosotros. El éxito de tu hermano mayor, ese que volaba de Madrid a Sevilla, te precedía, gracias a su puntualidad y a su comodidad.

A pesar del elevado precio de tu billete, de las incomodidades de una estación inacabada, de la falta de taxis, del frío y del calor, de las dolinas, y de los retrasos en los plazos, los ciudadanos aragoneses y catalanes te dimos un voto de confianza y apostamos por tí, confiándote nuestros desplazamientos entre el centro de la Península y el Mediterráneo a través del Valle del Ebro.

Pero ahora que te conocemos, no nos gustas. Nos haces llegar tarde, nos robas a mano armada con esos precios abusivos. Y lo peor, es que tus tutores, esos señores de la RENFE, nunca dan explicaciones de nada.

Apenas un mes después de que mi tren AVE llegará tres horas tarde a Madrid, ayer por la noche, el AVE en el que volvía a Zaragoza desde Madrid salió con 20 minutos de retraso.

Y lo peor de todo, como siempre, es la desinformación. Ni una explicación al subir al tren. Ni siquiera cuando por megafonía el personal de a bordo te da la bienvenida y te invita a pasarte por la cafetería a dejarte los cuartos, dieron una misera explicación del motivo por el que el tren que tenía prevista su salida a las 21:30 horas salió tarde.

Sin comentarios...

EL GRAN OLVIDADO

EL GRAN OLVIDADO

Seguramente, cuando Juan José Ibarretxe se imaginaba en su cabeza las reacciones que provocaría su referéndum, nunca se imaginó el escenario actual.

Probablemente, Ibarretxe se imaginaba en sueños su referéndum como un gran cataclismo que removería al conjunto de la sociedad y que haría temblar a los cimientos del Estado.

Probablemente, se imaginó que el PP sacaría toda la artillería pesada contra su proyecto independentista, al igual que el Gobierno socialista, mientras él, al frente de su Gobierno, aguantaría cuál galo ante el invasor romano la ofensiva centralista.

Probablemente, se imaginaría también que su proyecto, una vez debatido y aprobado en la Cámara Vasca, derramaría ríos de tinta en los periódicos, y sería titular de las televisiones, además del centro de las tertulias radiofónicas, donde los contertulios que todo lo saben desplegarían sus dardos para disparar sin compasión contra el PNV.

Y quizás también pensaría que el tema se convertirían en el centro de las conversaciones de todas las ciudades y pueblos de una España que estaba a punto de llegar a su fin tal y como todos la conocemos.

Pero uno planifica, y Dios, o el destino, dependiendo de las creencias de cada uno, impone por donde van los hechos, nos guste o no nos guste.

Juan José Ibarrexte, el gran olvidado de estos días de telediarios, radios y periódicos, ha topado no con Mariano Rajoy, ni con María Teresa Fernández de la Vega. El pobre de Ibarretxe ha topado con el triunfo de la selección española en la Eurocopa.

Un triunfo que ha llenado de patriotismo y de banderas españolas buena parte de la Península Ibérica, de norte a sur y de este a oeste. ahogando en un mar rojigualdo la propuesta soberanista de Ibarretxe.

Con la victoria española, Ibarretxe se ha convertido en el gran olvidado. En ese gan personaje con ansias de protagonizar un eposodio histórico, y que al menos de momento, ha quedado reducido a una ramita que se ve arrastrada por un torrente de emociones futboleras.

Y es que nada ni nadie puede con el fútbol ni con las pasiones que despierta. Ni siquiera el proyecto soberanista de Ibarretxe. 

 

 

¿DE QUE SE EXTRAÑAN?

¿DE QUE SE EXTRAÑAN?

En la útima campaña electoral, en el PAR ya decíamos que el asunto del trasvase volvería a salir. Lo que no sospechábamos, o al menos, hablo por mí, es que este tema saldría tan pronto, y además, desde Catalunya.

La sequía que azota a los cinco millones de habitantes del área metropolitana de Barcelona era algo previsible, y que no entiendo como los sucesivos gobiernos catalanes (me da igual de CIU que del tripartito) no han hecho nada para preveerlo.

A los pobres barceloneses, ya es lo que les faltaba, después de los caos de cercanías, de los socavones o de los apagones. A estos fallos, hay que sumarles ahora las restricciones en el consumo de agua, unas restricciones que irán en aumento si no llueve en los próximos meses.

Y claro, para los políticos catalanes RESIDENTES en BARCELONA no se les ha ocurrido otra cosa que proponer un trasvase del río Segre, abriendo nuevamente la caja de Pandora, y además, en todo el sentido de la palabra.

Por un lado, murcianos y valencianos, al oír la palabra trasvase, los ojos les han hecho chirivitas, recurriendo nuevamente a la demagogia. Si en Barcelona piden agua, ¿por que no la podemos tener en el Levante?.  Así que nuevamente están a la carga con el trasvase, aprovechando además que en esta última semana el río baja con avenida, pero sin analizar que Aragón sigue seco, porque esas lluvias se han producido en el País Vasco.

No les da para pensar a los líderes del PP de Valencia y Murcia que nuestros pantanos continúan más secos que la mojama, y que esa agua que todos hemos visto en televisión 50.000 veces en pocos días, no se pierde, ya que se está guardando en Mequinenza, un embalse que estaba bajo mínimos.

Por otro lado, parte de la prensa, además de empeñarse en sacar el Ebro desbordado y de anunciar que la Expo se ha inundado (no se a que Expo se referirán, desde luego a la nuestra, no), también se empeñan en enfrentar ahora a Catalunya con Aragón.

Sin decir, por supuesto, que el primer enfrentamiento, y el que es precisamente el más grave, lo tienen dentro de la propia Cataluña. Barcelona, y sus cinco millones de habitantes que sedientos reclaman el agua, contra sus comarcas. Da igual que sean las comarcas tarraconenses del Delta, que las de Gerona que las de Lérida. Todas han hecho frente común frente a la aglomeración de Barcelona, que todo lo centra y lo consume.

Pero este "pequeño" detalle ha sido obviado por ciertos medios de comunicación.

Por no hablar de la torpeza de la Generalitat catalana, y no precisamente por su falta de previsión. Un Gobierno en toda regla debería haber pactado previamente con los poderes territoriales del resto de Cataluña este trasvase, antes de hacerlo de manera pública y con semejante torpeza.

También debería haberlo pactado con el Gobierno Central, un Gobierno que acaba de presentarse a unas elecciones con un programa electoral rechazando el trasvase del Ebro. ¿Con que moral le niega el agua a Murcia si se la da a Barcelona?. Por ello, la vicepresidenta Mª Teresa Fernández de la Vega ha sido clara y contundente, para desazón de Montilla.

Un Montilla que se encuentra con su tripartido dividido, más si cabe. Por un lado, ERC e IC que no ven clara la propuesta. Y un PSC que también está dividido al respecto, ya que aunque el PSC barcelonés apoya la propuesta, destacados militantes del PSC del resto del territorio catalán se oponen frontalmente.

Y además, miembros del Gobierno catalán se ofenden y asombran de las declaraciones de miembros del Gobierno de Aragón, como las del presidente del PAR José Ángel Biel, en las que se rechaza la propuesta tajantemente, justificándola en la vigencia de nuestro Estatuto y en el concepto de unidad de cuenca.

Una situación complicada, con cinco millones de personas bajo el riesgo de las restricciones de agua, y unos responsables que en lugar de haber sido previsores, se dedican a confrontar las comarcas catalanas entre sí, y a las Comunidades Autónomas vecinas.

Quizás si el Tripartito se hubiera preocupado más de los autenticos problemas e Catalunya en lugar de las chuminadas por las que se ha preocupado en los últimos años, el área metropolitana de Barcelona no estaría muriéndose de sed. Pero el mundo, lleno de sabios está.

UNIDAD. DEMOCRACIA. LIBERTAD.

UNIDAD. DEMOCRACIA. LIBERTAD.

LA EXPO EN EL BERNABEU.

LA EXPO EN EL BERNABEU.

Ayer por la noche se celebró una gala en Madrid que congregó a  más de 700 invitados para presentar la Expo a embajadores de otros países en España, turoperadores nacionales e internacionales y representantes políticos del Gobierno central, además de medios de comunicación.

La gala, que se celebró en el Estadio Santiago Bernabeu, coincidió con la celeración del Día de Aragon en FITUR, fue presentada por la presentadora de La Sexta Noticias, Cristina Villanueva, y junto a las intervenciones de distintas autoridades, contó con la actuación de “Lord of the Dance”. demás, se emitieron varios vídeos sobre la Expoy sobre la importancia del agua.  El acto se completó con una cóctel y con un espectáculo musical de Chill-Out.   

AVERGONZADO E INDIGNADO.

AVERGONZADO E INDIGNADO.

Así es como me siento tras la concentración del pasado domingo en la madrileña plaza de Colón. Avergozando por ver como la jerarquía católica sale a manifestarse no en favor de la familia, sino contra el matrimonio gay.

Avergonzado de ver como gente que debería hablar de amor y de integración atacan y crispan sin piedad. Avergonzado por como hacen uso de los católicos los cuatro jerifaltes y los sectores más conservadores de la Iglesia.

E indignado. Indignado por ver como los Obispos hacen declaraciones contra un gobierno elegido democráticamente, cuando no deberían meterse en política. Indignado por las declaraciones que han hecho los Obispos. Indignado por la caradura que han tenido estos señores al afirmar que el matrimonio gay pone en peligro la paz mundial y la democracia. Indignado también por el uso descarado que hacen de la religión de cara a las próximas elecciones generales.

Y lo siento, lo siento en el alma, como católico, que estos señores se comporten de esta manera, porque se están cavando su propia tumba. Y la de toda la Iglesia.

A este paso, la Iglesia se va a quedar con los integrantes de los grupos ultraconservadores y radicales. Pero se va quedar sin el grueso de los creyentes, asustandos por las posturas radicales y ultraconservadoras.

La Iglesia no son esos Obispos. Al menos, no la verdadera Iglesia. Iglesia son los movimientos cristianos de base, la labor que realiza Cáritas en las parroquias. O la extraordinaria labor que realizan miles de monjas y misioneros en los países del mal llamado Tercer Mundo. Una iglesia que está hasta en los rincones más peligrosos y olvidados del mundo. Una Iglesia que se queda trabajando en estos lugares hasta cuando el personal de ONG's y Naciones Unidas es evacuado en tiempos de conflicto.

Esa es la Iglesia con la que yo me identifico. Esa es la Iglesia en la que yo creo. Y al igual que yo, miles de católicos no se sienten identificados con las actuales directrices de la Iglesia Católica. Tengo mucha gente en mi entorno católica practicante, y ninguno de ellos ha acudido a Madrid. Es más, ninguno entiende esta concentración.

De entrada, no es normal esta satanización del matrimonio gay. Primero, por ser un matrimonio civil, no católico. Con lo cuál, zapatero a tus zapatos. Si fueran coherentes, no debería aceptar el matrimonio civil, da igual que fuera heterosexual que homosexual, por situarse ambos al margen de la Iglesia.

Segundo, con el matrimonio gay no se ataca a la familia. Más bien se consolida y amplia este concepto al incorporarse las nuevas formas de familia a esta entidad milenaria. Unas nuevas formas que no ha sido creadas de propio por la ley, sino que llevaban funcionando décadas, aunque algunos no se quieran enterar. Simplemente, es regular y dar forma y cobertura legal a un hecho que ya existía.  

Pero estos señores y sus aliados ultraconservadores de la ultraderecha mediática y política no entran en razón. Y no es sólo que no estén de acuerdo. Es que mienten, insultan y tergiversan la realidad.

Con comportamientos como este, flaco favor le hacen al catolicismo. Más me preocupa a mí para la democracia el terrorismo vasco, del cuál pocas veces he oído hablar a la Iglesia. O de las guerras en el mundo. O de los problemas que tenemos los jóvenes para tener un empleo de calidad. O de las epidemias y del hambre que afectan a África. Estos sí que son problemas reales. Y no que dos hombres o dos mujeres digan el sí quiero por amor.  

Como ha dicho hoy el presidente del Gobierno, se está debatiendo sobre el derecho a tener derechos de todos los ciudadanos. No sólo de unos pocos. Y porque la religión debe permanecer en el ámbito de lo privado y ser respetuosa con la sociedad en la que vive.

Por suerte, la mayor parte de la sociedad española, incluyendo a la mayor parte de los ciudadanos que nos consideramos católicos, es mucho más abierta de mente que los retrógrados que gobiernan hoy la Iglesia. Sólo nos queda esperar a que soplen nuevos vientos en la iglesia. Los actuales, están marchitos y enfermos.

Ese es lo que respondo cuando me preguntan el motivo por el que todavía soy católico. Lo primero, por mis creencias. Y lo segundo, porque sería cobarde macharme y no luchar por la Iglesia en la que yo creo, dejándola en manos de los movimientos más fariseos y ultraconservadores que parece que han vuelto a dominarla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

BASTA YA.

BASTA YA.

Habíamos perdido la costumbre. Prácticamente, ya no recordábamos la práctica del tiro por la espalda. Tras el 11-M y el tremendo rechazo al terrorismo que se generó en toda Europa a raíz de los salvajes atentados en los trenes de cercanías, el debilitamiento de la banda terrorista, y la posterior tregua de los asesinos, no recordabamos la sensación de impotencia que sentimos ante un hecho de estas características. ETA dió por finalizada la tregua con un conche bomba en la T-4 donde fallecieron dos personas. Ahora, tras recuperar el uso del coche bomba en Barajas, ETA vuelve a la carga con el tiro por la espalda. Todos los actos terroristas son repugnantes. Pero hay que tener mucha sangre fría para tirotear a la víctima que se encuentra a escasos metros de tí, ver como cae al suelo, y acabar directamente con su vida, una vida que no tiene más culpa que la de servir al resto de la sociedad. Muchas sangre fría y muy poca humanidad hay que tener para acabar con la vida de un joven de 24 años llamado Raúl Centeno, y dejar en coma a Fernando Trapero, de 23.

Repugnancia. Asco. Pena. Son muchos los apelativos que podríamos decir en la jornada de hoy. Y lo peor, es que estas muertes no servirán para nada. Los objetivos políticos hay que defenderlos en las urnas, sean cuáles sean. Con la violencia, cualquier objetivo, meta o propuesta, pierde su sentido y validez. La violencia y el terrorismo no caben en nuestra sociedad. El terrorismo es algo miserable, ruin, cobarde. Un acto que no tiene sentido en nuestros días. Serenidad, firmeza, y unión. Eso es lo que debemos pedir los ciudadanos al conjunto de las fuerzas políticas en estos momentos.

LOS PELOS COMO ESCARPIAS.

LOS PELOS COMO ESCARPIAS.

Esa fue una sensación que tuve el pasado fin de semana paseando por el centro de Madrid. Junto con unos amigos, acudí al Museo Arqueológico Nacional, donde había una exposición sobre los etruscos. Por la situación del Museo, en la calle de Serrano, había cientos de personas que habían participado momentos antes en la marcha de la Asociación de Víctimas del Terrorismo. No entraré a valorar la conveniencia de esa marcha ni los motivos, ya que por las víctimas del terrorismo tengo un respeto increible, a pesar del partidismo que están haciendo algunas de las asociaciones de víctimas en los últimos tiempos.

Y todo esto viene a cuento de que en la puerta del Arqueológico Nacional había varios autobúses, en los que habían llegado los manifestantes desde diferentes puntos del Estado. Junto a uno de ellos, de procedencia murciana para más señas, un grupo de ciudadanos de esta Comunidad del sur, envueltos en banderas, charraban placidamente, sonrientes, esperando a la salida de su autobús. Hasta ahí, todo normal. Cada uno se manifiesta por lo que quiere. Hasta que de repente, y ante la llegada de otro grupito, se pusieron a cantar el cara al sol como quien canta el último éxito del verano. La verdad es que nunca había escuchado cantar en vivo y en directo este cántico fascista, y sinceramente, se me pusieron los pelos como escarpias. No entiendo como en plena democracia, alguien puede recordar con nostalgia esos tiempos de represión. Y mucho menos cantarlo con total impunidad en plena calle, mostrando con orgullo unos símbolos que la gran mayoría de ciudadanos queremos olvidar. Flaco favor les hacen esos ciudadanos al conjunto de las víctimas del terrorismo. Ciertos compañeros de viaje, ni de lejos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres