Blogia
LENGUA DE TRAPO.

HELEN ZILLE, UNA POLÍTICA EN ALZA

HELEN ZILLE, UNA POLÍTICA EN ALZA

Nunca jamás se habían visto tantas mujeres ocupando puestos de alta responsabilidad en la política mundial. A la alemana Angela Merkel, a la argentina Cristina Fernández de Kirchner, o a la chilena Michelle Bachelet se les ha unido una nueva mujer, la islandesa Jóhanna Sigurdardóttir, que además se ha convertido, tras las recientes elecciones, en la primera lesbiana que ocupa de forma pública la presidencia de un país.

Pero en este post no voy a hablar de este grupo de mujeres, que de mejor o peor manera, dirigen los destinos de sus respectivos países en estos azorados tiempos que nos está tocando vivir.

En este post quería habalr de Helen Zille. Una figura que me atrae sobremanera, por su carisma, y por su forma de hacer política, y que podría convertirse, si la suerte le sigue sonriendo como hasta ahora, en la próxima presidenta de Sudáfrica.

Helen Zille es la alcaldesa de Ciudad del Cabo por el Partido Alianza Democrática, un partido que hasta no hace mucho era considerado un "partido de blancos" en este país. Y hasta ahora, esta mujer ha conseguido todo lo que se ha propuesto.

Si en el pasado 2006 Zille le arrebató la alcaldía de Ciudad del Cabo al todopoderoso Congreso Nacional Africano, en estas elecciones la política sudafricana puso sus ojos en la provincia del Cabo Occidental. Y nuevamente Helen Zille desbancó al partido gobernante y se hizo con el poder en esta importante provincia sudafricana. De hecho, es la única provincia en la que no gobernará el partido de Nelson Mandela.

Esta vitoria de Zille fue posible gracias al apoyo mayoritario de los "coloured", que es el nombre de la población mestiza del país, cansados de las políticas del Congreso Nacional Africano y de que desde este partido se primara la inversión en barrio de mayoría negra, discriminando los barrios coloured. Este sentimiento de discriminación se refleja en que en los barrios coloured, Zille ha llegado a recibir hasta el 80% de los sufragios.

Y junto al apoyo de los coloured, el segundo punto que apoya sus victorias es su arrolladora personalidad.

Una personalidad rodeada de un aura de sinceridad, honestidad e incorruptibilidad, un valor en alza en los tiempos en los que corren, y que está conectando con el electorado.

Además, Helen Zille fue una destacada activista anti apartheid. En 1977, Zille trabajaba en un periódico sudafricano, y desde sus páginas, denunció que la muerte del líder del movimiento Conciencia Negra no fue como consecuencia de la huelga de hambre que estaba llevando a cabo, sino por las torturas.

Toda una promesa, que quizás algún día pueda disputarle el poder al Congreso Nacional Africano. Al menos, hoy por hoy, es la única política de Sudáfrica que tiene opciones de hacerlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres