Blogia
LENGUA DE TRAPO.

EL SUEÑO DE LA RAZÓN PRODUCE MONSTRUOS.

EL SUEÑO DE LA RAZÓN PRODUCE MONSTRUOS.

Que mejor que esta frase de Francisco de Goya para ilustrar la situación que está viviendo la línea internacional del Canfranc.

Por enésima vez, cuando se habla de canfranero, se vuelve a hablar de una mera "declaración de intenciones". Cierto es que en la última cumbre hispano francesa el Canfranc salió con más pena que gloria, ya que los ejecutivos de Francia y España simplemente dijeron que el Canfranero no era competencia de los Estados, sino que era una cuestión interregional.

Ahora al menos, el Canfranero saldrá en la cumbre que se está celebrando en Madrid como una declaración de intenciones. El que no se consuela, es porque no quiere.

Pero no nos engañemos. La declaración de intenciones suele quedarse en eso, en una declaración. Y eso significa que, a pesar de que es una infraestructura básica para la vertebración y para la economía aragonesa, y hay estudios ya realizados que revelan que el canfranero sería rentable, la línea internacional que nos comunicaría directamente con Francia vuelve a quedar, tal y como decimos por estos lares, en agua de borrajas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres