Blogia
LENGUA DE TRAPO.

EL ÚLTIMO ASEDIO. FOTOGRAFÍAS DE GERVASIO SÁNCHEZ

EL ÚLTIMO ASEDIO. FOTOGRAFÍAS DE GERVASIO SÁNCHEZ

Este es el título de una exposición del magnífico fotógrafo y periodista Gervasio Sánchez, que retrata la gran tragedia que se vivió en Bosnia Herzegovina, y en particular en su capital, Sarajevo, a principios de los años 90.

Una guerra cruenta en el mismísimo corazón de Europa, en la que se produjo un terrible genocidio ante la pasividad del resto del continente, con decenas de miles de muertos que deberán la lastrar la conciencia colectiva de los europeos, y en especial, de nuestros dirigentes, durante las próximas décadas.

En torno a 250.000 bosnios fueron asesinados en este conflicto, de los que unos 16.000 eran menores de edad.

Pero las cifras, cifras son. Y se quedan en eso, en mera estadística. Y por eso, esta exposición y las fotos que la componen tiene especial valor, ya que pone imágenes y rostro a esta tragedia que ocurrió a unos pocos cientos de kilómetros de las principales capitales europeas.

Ahora, Gervasio Sánchez nos trae las imágenes que captó con su cámara durante la guerra, comparándolas con otras tomadas, en el mismo0 lugar durante el pasado 2008, para que podamos comparar una situación con la otra.

Puedo asegurar que sales con el corazón encogido de la exposición, por lo cruentas que son algunas fotos, y por ver hasta donde llega la barbarie humana cuando se pierde la razón.

Con ésta exposición, uno puede experimentar el horrror de la guerra, a pesar de que como bien dice el propio Gervasio, el horror de una guerra es inimaginable para quien no la ha vivido.

En especial, hay una serie de fotos que no paraban de repetirse en mi cabeza tras salir de la exposición. La de un niño que aparecía en una imagen junto a su madre y su hermana. Sorprendía la mirada dura de este niño de siete años. Una mirada forjada en tiempos de guerra que reflejaba los horrores y el sufrimiento que debía llevar a la espalda el pobre niño a tan corta edad.

En la siguiente escena de la misma serie, aparecía el niño tirado en el suelo envuelto en un charco de sangre, un charco más grande que el propio chaval. Un francotirador había asesinado al niño en plena calle. Una cuarta foto mostraba el jersey que llevaba el niño el día que fue asesinado.

La cuarta y última  foto de la serie, fue realizada en el 2008, y mostraba a los padres del niño junto a dos hijos que había tenido la pareja tras el fin de la guerra. La foto de la familia fue tomada junto a la tumba del hijo fallecido

Una exposición realizada, sin duda, para pensar.

La muestra ha sido organizada por la Fundación 2008 para conmemorar el Bicentenario de los Sitios de Zaragoza. Unos hechos en los que a buen seguro, Gervasio Sánchez hubiera podido tomar fotografías al menos igual de duras que las de Sarajevo, en caso de haber podido trasladarse hasta 1808.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres