Blogia
LENGUA DE TRAPO.

SEGÚN EL CRISTAL CON QUE SE MIRE.

Muchas veces se lanzan críticas contra el precio del cine, de los libros, o de la cultura en general. Es cierto que se podían rebajar los precios, y que si hoy en día vas al cine con tu pareja, o con la familia, entre la entrada, la bebida y las palomitas, se te pone en un pastón. Hasta ahí todo es cierto. Pero en cambio, a nadie le "hace duelo" gastarse en una copa los 6, 7 o incluso los 10 euros que puede llegar a costar una copa en cualquier local nocturno, dependiendo del lugar donde te la tomes. Con los precios de las copas la gente no suele protestar, ni veo cartas al director en los medios de comunicación protestando por este hecho. Nadie lo ve caro ni un robo. Pagamos, y con la copa en la mano, somos felices. Los únicos que se quejan del precio del alcohol son los estudiantes, que con sus pagas no pueden hacer frente a una noche de juerga en muchos casos. Y de ahí el origen del botellón en muchas ciudades.

El cine es caro, de acuerdo, pero al menos durante una hora y media te permite desconectar del mundo. ¿Las copas? Te duran en la mano 20 minutos, y por el mismo precio que puede costarte el cine. En estos días, todo es caro. Especialmente desde la entrada en vigor del euro, momento en que los precios, y especialmente en la hostelería, pegaron un subidón. Un café que antes costaba 90 pelas, ahora te cuesta euro y medio en muchos sitios. Pero también habría que pensar un poco que en esta sociedad en la que vivimos, no nos hace duelo dejarnos en una noche 20 o 30 euros en copas, copas que te las tomas en un plis plas, y encima tienes al día siguiente el riesgo de pasarlo fatal por la resaca, mientras que parece que nos están atracando si nos cobran 6 euros en el cine o 22 en el teatro, o 18 en un libro.Y es que todo depende de las prioridades, y del cristal con que se mire. Yo desde luego, tengo claro que prefiero dejarme la pasta en un concierto o en el cine antes que en una noche de copas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Begoña -

En fín, así somos...
¿No recuerdas "los disturbios" en Huesca ciudad cuando se establecieron nuevos horarios de cierre de bares? Vaya movilizaciones...
Me pregunto si la gente saldría a la calle con la misma fuerza a la hora de manisfestarse contra subida de precios de la lista de la compra, la decisión de suprimir el ballet de Zaragoza, el encarecimiento de la vivienda, u otros temas y actividades que no supongan salir de fiesta.
No sé la educación en valores que reciben nuestros adolescentes, pero parece que la sociedad cada vez tiene sus valores más trastocados.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres