Blogia
LENGUA DE TRAPO.

ADIOS A LOS BUÑUEL.

ADIOS A LOS BUÑUEL.

Para los amantes del cine, hoy es un día triste en Zaragoza. Los cines Buñuel, situados en la calle Francisco de Vitoria van a cerrar sus puertas. Sin previo aviso, los cines proyectarán hoy sus últimas películas en sus tres salas. Los motivos, los de siempre, la deserción del público de muchas salas de cine del centro urbano. Antes que los Buñuel, ya cerraron los Goya, el Mola y los Aragón. Por contra, hoy la prensa aragonesa publicaba que próximamente se abrírán 12 nuevas salas de cine en el centro comercial y de ocio Plaza Imperial.

Dicen las estadísticas que cada vez se va menos gente al cine. El motivo, la piratería. Pero no es menos cierto que el cine se ha vuelto caro. Y además, los cines proliferan en la periferia. Los Augusta, los Grancasa, los proyectos de Plaza Imperial, Puerto Venecia o Aragonia abrirán en breve. Pero yo, soy del centro. Me gusta ir al cine en el centro, dar un paseo antes o después de entrar, tomarte una caña, o un helado. Me gusta hacer vida en el centro, y no coger el coche para tener que ir al cine, a unos cines además, que son todos iguales. Pero cada vez quedan menos opciones. Soy habitual en los Palafox, en los Renoir, en el Eliseos... Y hasta ahora, también a los Buñuel. Pero cada vez quedan menos opciones de ir al cine en el centro.

Me fascina en Madrid su Gran Vía, atestada de teatros y de cines, con sus deslumbrantes carteles. Dan a la ciudad un atractivo extra. Vida urbana. Pero aquí, en Zaragoza, nos va "lo moderno". Y cada vez, la gente va más al cine en los grandes centros comerciales y menos a los situados en el centro. Y menos mal que aún nos quedan los Palafox, recién reformados y espero que con una larga vida.

Con este cierre, junto a los anteriores, se está marchando un estilo de vida, un estilo de vida de ocio y vida en nuestro centro urbano. Zaragoza ha tenido una gran trayectoria en lo que se refiere a salas cinematográficas. Y una a una, han ido desapareciendo las salas existentes: el Fleta, los Aragon, los Goya, el Don Quijote, o los Aragon.

Además, y por otro lado, es cierto que ahora existen en Zaragoza decenas de salas en los centros comerciales. Pero son salas en las que se emite lo mismo. Cambias de centro comercial, pero las películas para ver son las mismas. Película americanas la mayor parte de ellas. Es decir, la oferta cinematográfica en Zaragoza es cada vez más pobre. Muchas son las películas que pueden verse en otras grandes capitales, pero que no llegan hasta nuestras pantallas. Fuetra del circuito queda la mayor parte del cine europeo, oriental, o de autor.

De momento, y tras la desaparición de los Buñuel, nos quedarán los Renoir, ese reducto del cine diferente. Y espero que nos dure por muchos años, por el bien de los amantes del cine de esta ciudad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Nacho -

Muchas gracias por tu recomendación. Seguiré tu consejo, y al menos por dos horas soñaré con ese otro mundo en el que a todos nos gustaría vivir.

Vicky -

Tienes toda la razón. Es una pena lo que está pasando en Zaragoza. En Madrid, por ser una ciudad tan grande, se siguen manteniendo algunos y, sobre todo, el circuito de cine en version original, un verdadero privilegio para los amantes del cine. Ayer pude ver una pelicula italiana "Después de medianoche" y otra francesa "Avril" que son de las que te hacen salir del cine con una sonrisa en los labios, que te cuentan pequeñas historias y te hacen creer, por un par de horas, que otro mundo es posible. Como me imagino que no llegarán hasta allí, te recomiendo que las cojas en el videoclub una tarde de esas en las que solo necesitas soñar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres