Blogia
LENGUA DE TRAPO.

30 AÑOS DE LIBERTAD

Tal día como hoy, un 15 de junio de hace 30 años, miles de aragoneses y de españoles acudían a votar masivamente por primera vez desde hacía años en libertad. La democracia volvía a una España ansiosa de ser libre y en la que las Autonomías comenzarían a constituirse no muchos años después convirtiéndose en una parte básica de la estructura del Estado. La dictadura quedaba atrás, todavía con gente que la añoraba, y se hacían paso los medios de comunicación y la libertad de prensa, los partidos políticos y los sindicatos. Una sociedad optimista aunque con miedo daba unos pasos decisivos que nos ha permitido llegar hasta donde estamos hoy.

Un 15 de junio de 2007 en el que ya son muchas las generaciones de jóvenes que hemos nacido en democracia, jóvenes que por suerte no conocemos lo que es una dictadura y para los que lo normal es poder decir lo que piensas sin más límites que el respeto a los demás. Para una gran parte de los jóvenes de hoy, la dictadura nos queda como algo muy lejano. como algo superado. A mi, particularmente, lo de rojos y fachas, me suena como algo trasnochad, fuera de lugar. Por eso me enfada que los politicuchos de tres al cuarto no paren de apelar a los fantasmas de nuestro país, a la guerra civil, a lo malos que eran los rojos, y lo malos que eran los fachas, o viceversa. Para muchas generaciones, la guerra civil y sus secuelas están superadas. No vivimos por suerte ni esa horrible guerra ni la no menos terrible pos-guerra y sus correspondientes represalias. Es algo que forma parte de nuestra historia. Algo superado, pero que no podemos ni debemos olvidar para que no vuelva a suceder algo así. Aznar, Rajoy o Zapatero, entre otros, deberín olvidar ese tema y no usarlo como arma arrojadiza. Yo no soy ni rojo ni facha, y me molesta enormemente que intenten dividir nuevamente al país en dos por el mero interés partidista y por cosechar un puñado de votos.

Los jóvenes de hoy tenemos mucho que agradecer a esa generación que protagonizó la transición. Gente de talla que supieron guiar al país entre resentidos, intentos de golpe de estado y el miedo a una nueva guerra civil. Gente que puso las bases para la España que conocemos hoy. Lo lamentable es que seguramente, los políticos que hoy campan por Madrid serían incapaces de hacer algo semejante.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Charo -

Que razón tienes. A los jóvenes,en general, nos pilla muy de lejos la guerra civil, y todo lo que tratan de traernos a la memoria psoe y pp. Yo no guardo rencor a nadie, ni odio. Tenemos suerte de haber nacido en democracia. Podría llegar a comprender que la gente más mayor pueda tener odio a los hijos de los que fusilaron a su padre. Pero las nuevas generaciones estamos a salvo de esa barbarie de odio y destrucción. No es entendible que PSOE, PP o IU sigan dando por saco con ese tema, intentando dividir al país en dos, rojos o de derechas. Yo no soy de ni de izquierdas ni de derechas, me gustan cosas de todos los partidos, y les voy votando según sea la circunstancia. Voté a Aznar cuando consideré que el PSOE ya había cumplido un ciclo, lo mismo que voté a Zapatero en las últimas elecciones generales, al igual que voté al PAR en las últimas autonómicas. Al igual que jamés he votado a Chunta, ni creo que lo haga jamás, pero ese es otro tema.
Como ciudadana, creo que tengo derecho a decidir a quien debo votar en cada momento, dependiendo de la sitación del país y de la gestión de nuestros dirigentes. No creo en la fe ciega a nigún partido, y por eso, esa estupida división entre izquierdas y derechas, es algo anacrócnico en la actualidad, y sinceramente, no la entiendo. Sea España dividida en dos, no es la mía. Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres